Tratamientos naturales y caseros para evitar la flacidez en la cara y el cuello

De acuerdo con las estadísticas publicadas por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética, en 2017, 17 millones de mujeres utilizaron bótox. Esto con el fin  de tensar y reafirmar la piel caída, tanto en la cara como en el cuello. El bótox puede ser la salida más fácil, especialmente cuando alguien tiene la capacidad financiera para hacerlo. Sin embargo, hay muchas formas naturales que no son ampliamente conocidas, pero puede deshacerse de la flacidez de la piel. Conllevan tiempo, dedicación y sacrificio, pero disminuirán  la flacidez de la piel y mejorará tu salud general. Te traemos algunos tratamientos caseros para evitar la flacidez en la cara y el cuello.

Evitar la flacidez en la cara y el cuello

Limita tu ingesta de azúcar

El consumo regular de azúcar comienza un proceso en nuestro sistema digestivo llamado glicación, el cual resulta en PGA (productos de la glicación avanzada). Estos PGA descomponen el colágeno que produce tu cuerpo que es la proteína que mantiene la piel tensa. Incluso más rápido de lo que debería y evita que se reproduzca tan regularmente como es necesario.

Esto hace que la piel se vuelva más floja y aparezcan las arrugas. Cuando elimines el azúcar, la producción de colágeno se volverá a equilibrar, haciendo que tu piel y tu cuerpo estén fuertes e hidratados.

La cantidad máxima de azúcar que tu cuerpo pude consumir sin dañar tu salud es de 6 cucharaditas diarias.

Ten en cuenta que casi todos los alimentos que comemos pueden contener azúcar, por lo que es importante evitarlo con el té o el café de la mañana.

Evitar la flacidez en la cara y el cuello

Prueba el aceite de coco

El aceite de coco es la crema hidratante por excelencia. Debido a su consistencia, cuando el aceite de coco se aplica sobre la piel rellena los poros. Así que  las arrugas pueden hacerse menos notorias, manteniendo la piel suave e hidratada.

Además, los ácidos grasos presentes en el aceite de coco pueden penetrar en la piel. Esto debido a su bajo peso molecular a diferencia de todas las cremas hidratantes a base de agua, y  pueden proteger las proteínas naturales de la piel. Igualmente puede tratar eficazmente la piel seca, previene la flacidez de la piel y elimina las arrugas.

Puedes aplicar una pequeña cantidad de aceite de coco en la piel por la mañana y duplicar la cantidad por la noche justo antes de acostarte.

¡Es importante buscar un aceite de coco orgánico que no haya sido tratado de ninguna manera!

No te olvides de aplicarlo también en tu cuello, ya que a veces descuidamos el área del cuello cuando se trata de la hidratación.

Evitar la flacidez en la cara y el cuello

Antioxidante doble

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y está más expuesta a la oxidación. Así que  tu piel se daña con vivir el día a día. Los alimentos que son ricos en antioxidantes pueden ayudar a combatir el daño que el estrés oxidativo ha causado a tu piel.

A pesar de que se puede obtener una crema hidratante que es supuestamente rica en antioxidantes y puede ayudar a revitalizar la piel. Ten en cuenta que cuando se trata de antioxidantes el mejor trabajo comienza en el interior. Evita gastar una gran cantidad de dinero en una crema hidratante costosa. Más bien comienza a comer alimentos que harán que tu piel vuelva a la normalidad y reducir cualquier signo de envejecimiento.

Trata de comer muchos arándanos, uvas, fresas, moras, frijoles rojos, espinacas y col rizada.Evitar la flacidez en la cara y el cuello

Betacaroteno y vitamina A

Una combinación de betacaroteno, que está presente en muchos alimentos, y vitamina A, puede prevenir y reparar el envejecimiento de la piel. Por tanto, a menudo lo vemos como un ingrediente principal en muchas cremas hidratantes y filtros solares antienvejecimiento. Se ha comprobado que el betacaroteno impide que la luz ultravioleta del sol dañe y envejezca la piel. Mientras que la vitamina A estimula la producción de colágeno y las fibras elásticas de la piel.

Tanto el betacaroteno como la vitamina A están presentes en alimentos como las zanahorias, las batatas, la col rizada, las espinacas, el melón y los albaricoques.

La cantidad diaria recomendada de vitamina A y betacaroteno es de 30 miligramos.

Evitar la flacidez en la cara y el cuello

Jugo de pepino

La piel goza del colágeno, que promueve la firmeza, y la elastina, que proporcionan elasticidad. A medida que envejecemos, se producen un 1% menos cada año después de los 20 años. Luego, la piel comienza a adelgazarse y ceder lentamente en áreas como la cara, el cuello y el pecho. Por lo tanto, es importante cuidar esas áreas con más frecuencia que otras partes del cuerpo con máscaras regulares.

Los pepinos y el jugo de pepino hacen milagros cuando se trata del cuidado de la piel. Son abundantes en el mineral de sílice, que es un componente esencial para el tejido sano de la piel y el ácido ascórbico que puede prevenir la retención de agua en la piel. Cuando se aplican tópicamente, los pepinos pueden extraer toxinas de los poros de la piel y apretar el colágeno debajo de la piel.

Cómo utilizar:

  • Consigue 1 pepino, remueve la cáscara y córtalo en trozos pequeños.
  • Tritura durante 10 a 20 segundos hasta que se convierta en un jugo acuoso.
  • Después de eso, colócalo en un colador y separa el agua de la pasta.
  • Lava tu cara como lo harías normalmente por la noche con un limpiador sin aceite.
  • Empapa un algodón en este jugo y luego aplícalo en la cara, en el cuello y el pecho.
  • Deja reposar por unos 20 minutos hasta que seque.
  • Lava la cara con agua fría y sécala.
  • Repite este tratamiento dos veces a la semana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de facebook