Hidratación para evitar los pies secos y ásperos

La piel reseca de los pies es más que un problema estético pues los pies soportan el peso de todo el cuerpo y deben estar saludables. Ten en cuenta que la resequedad de provocar una simple molestia era generar verdaderos problemas. Por lo que, una piel seca es más susceptible a romperse y esto suele convertirse en infecciones peligrosas para la salud. Así que con el cuidado adecuado podrás aliviar el dolor de rodillas, caderas y espalda. Además, lucirás unos pies estupendos en sandalias. Por lo que para recuperar tus pies, puedes optar por múltiples tratamientos que ayudarán a reducir la resequedad y la aspereza. Acá, te dejamos unos tips sobre cómo evitar los pies secos y ásperos.

Cómo evitar los pies secos y ásperos

Aplica crema hidratante

Diariamente debes aplicar crema hidratante, vaselina o parafina líquida para evitar o contrarrestar la resequedad. Debes usarla siempre con los pies limpios mediante movimientos circulares, especialmente en la parte del talón.

Cómo evitar los pies secos y ásperos

Utiliza calcetines de algodón

Los calcetines de algodón permiten que el pie respire y se sequen rápidamente cuando sudas. Así que si el sudor queda atrapado en la piel perderás hidratación y, por ende, los pies se resecarán.

Cómo evitar los pies secos y ásperos

Usa calzados cómodos

Muchas veces la resequedad en los pies es causa de un mal uso del calzado. Por lo que es preferible llevar calzados cómodos que no aprisionen los pies en exceso y que favorezca su transpiración. También evita usar el mismo calzado todos los días, pues ir alternando el tipo de calzado contribuye a la salud de tus pies.

¿Y tú te preocupas por evitar los pies secos y ásperos? ¡Coméntanos si aplicas otros cuidados!

Comentarios de facebook