Cómo hacer una esponja quita esmalte: práctica para tu manicure

Pintarse las uñas es un verdadero deleite, sin embargo quitar el esmalte no parece ser tan divertido. Por lo general, debido al corto tiempo disponible tardamos en retirar nuestro esmalte así este se caiga un poco. Más bien optamos por aplicar otra capa de esmalte para que las uñas queden como nuevas. Sin embargo, esto no es nada estético ni es sano acumular esmalte en la superficie de tus uñas. Aunque a veces no puedes sacar tiempo, sí puedes hacer más práctico el proceso de quitarte el esmalte. Así que nosotros te decimos cómo hacer una esponja  quita esmalte.

Ten en cuenta usar esmaltes de calidad y asegúrate minimizar el daño que estos puedan hacer al permanecer adheridos en tus uñas. Es evidente que los esmaltes están compuestos por químicos, pero no es necesario que prescindas de tu ritual de belleza al hacerte el manicure y pedicure. Así que puedes tomar previsiones como escoger un esmalte con sustancias menos tóxicas y disfrutar de tus colores preferidos. Y, por supuesto, no olvides hacer esta esponja quita esmalte y agregarla a tu kit de consentimiento de uñas. Recuerda que al pasar el tiempo, solo debes cambiar la esponja cuando esté deteriorada.

 Cómo hacer una esponja quita esmalte

Materiales

-Esponja

-Envase de vidrio

-Removedor de esmalte y acetona

-Tijeras

-Cuchilla

 Cómo hacer una esponja quita esmalte

Cortar

En primer lugar, debes cortar la esponja un poco más grande del tamaño del envase de vidrio de manera que quede un poco apretada. No exageres que no debe ser de un tamaño desproporcionado.

 Cómo hacer una esponja quita esmalte

Agujerear

Posteriormente debes hacerle un agujero en la esponja por el cual introducirás tus uñas. Así que usando una cuchilla corta en forma de equis atravesando toda la esponja. Asegúrate de que en ese agujero quepan tus dedos.

 Cómo hacer una esponja quita esmalte

Armar

Ahora mete la esponja en el envase y asegúrate de que quede apretada y con esto ya casi está listo tu práctica esponja de esmalte.

 Cómo hacer una esponja quita esmalte

Verter

Debes verter el removedor en el interior del envase de vidrio,  de manera que empape por completo la esponja. Así que deja que la esponja lo absorba y  agrega más si lo necesitas hasta que esté bien mojada.

 

¡Remueve tu esmalte!

Ahora solo introduce dedo por dedo haciendo leves movimientos contra la esponja y tu esmalte será historia. ¡Inténtalo!

Comentarios de facebook