Cosas que jamás deberías prohibirle a tus hijos: cultiva el acuerdo y el respeto mutuo

Las restricciones extremas e intransigentes en las relaciones padres e hijos pueden ser muy contraproducente. Más bien opta por cultivar la argumentación, la negociación y los acuerdos mutuos. Ten en cuenta que lo prohibido suele ser más atractivo aunque tampoco se trata de extremas e ilógicas libertades. Así que si explicas a tus hijos el por qué, lo bueno y lo malo de las acciones entonces la relación será más productiva, sólida y armoniosa. Ten en cuenta que, según psicólogos, si en la vida de un niño existen limitaciones, se siente más seguro y tranquilo. Mientras que algunas prohibiciones limitan demasiado su desarrollo y se vuelven inseguros de sí mismos. Acá te decimos las cosas que jamás debes prohibirle a tu hijo.

cosas-que-jamás-deberías-prhinirle-a-tus-hijos-hacer-preguntas

Hacer preguntas

Un niño pequeño crece y explora el mundo y, naturalmente, tendrá muchas preguntas al respecto. Claro que a los padres se les hace difícil superar su cansancio después del trabajo y encontrar tiempo para sus hijos. Pero los instantes que pasamos con ellos respondiendo sus preguntas, leyendo y jugando, no solo ayudan desarrollar al niño, también forman un vínculo estrecho con él y mantienen una relación cálida incluso cuando el pequeño crezca.

cosas-que-jamás-deberías-prhinirle-a-tus-hijosser-tacaña

Disponer de sus cosas

Un niño tiene todo el derecho del mundo de disponer de sus cosas como lo hacen los adultos, así que no le digas que es tacaño. Mucho menos debes decir cosas como: “Mira, todo el mundo se está burlando de ti por lo tacaño que eres”. Más bien enséñale a compartir lo que no esté utilizando en cierto momento y a sopesar cuándo se tiene que compartir algo ineludiblemente.

cosas-que-jamás-deberías-prhinirle-a-tus-hijos-hacer-ruido

Hacer ruido

No les prohibas a tus hijos disfrutar de su infancia: que canten canciones y hagan ruido en la calle. Porque esta etapa de su vida jamás se repetirá. Además un niño alegre, salvo por características de su personalidad, siempre hace ruido.

cosas-que-jamás-deberías-prhinirle-a-tus-hijos-tener-secretos

Tener secretos

Cuanto más crezcan los niños, más espacio personal necesitan. Por supuesto que los padres deben controlar la vida de su hijo, pero también deben respetar su espacio personal. Porque la confianza del niño no tiene precio, y no hay que ponerla en riesgo descubriendo los secretos infantiles ni leyendo sus diarios.

cosas-que-jamás-deberías-prhinirle-a-tus-hijosequivocarse

Equivocarse

A todos les da miedo cometer un error y peor aún cuando alguien te apresura. Lo mismo sucede con los niños. Cuando un adulto lo presiona o regaña¡ por abrocharse mal la camisa, no es de sorprender que luego no quiera hacerlo por su cuenta. Tendrá miedo a que lo regañen nuevamente.

 

Comentarios de facebook