Tips para correr en invierno: adapta tu entrenamiento

Durante la temporada de invierno, el clima es obstáculo para muchos aficionados al running a la hora de salir a entrenar. Ten en cuenta que el frío, el aire e incluso las temperaturas por debajo de los 0º grados pueden suponer problemas físicos para los corredores. Asi que una mala elección o puesta en práctica de la actividad en estas condiciones puede resultar en lesiones o problemas de salud. Por lo que acá te traemos algunos tips para correr en invierno y adaptar tu entrenamiento a esta época del año.

Tips para correr en invierno

Vestir en capas

Salir a correr en invierno requiere de un equipamiento adecuado. Así que lo mejor es vestirse en capas para combatir el frío. Sin embargo, hay que tener en cuenta el tipo de capas ya que podrían dificultará el movimiento del runner. Por lo que  lo recomendable es utilizar tres capas en la parte superior del cuerpo. La primera una capa sintética transpirable, encima una capa aislante y, por último, un cortavientos. Mientras que en la parte inferior de tu cuerpo utiliza dos capas: una sintética y mallas o pantalones por encima.

Tips para correr en invierno

Usa vaselina

Utilizar vaselina o grasa animal para aplicarla por tu cuerpo y así proteger tu piel contra el frío y el viento. La vaselina hace función de aislante ante la piel que queda al descubierto durante la práctica del running: cara, labios, cuello y orejas. Ademas, de utilizar pantalones cortos también puedes aplicar vaselina en los tendones o músculos para mantenerlos calientes.

Tips para correr en invierno

Modera el esfuerzo

Es muy importante que sepas escuchar tu cuerpo y que no le exijas demasiado cuando está expuesto a temperaturas  bajas. El frío puede condicionar los resultados. Por ello, si lo forzas demasiado y lo llevas más allá de sus límites, harás que esté más vulnerable.

Tips para correr en invierno

Aumenta tu ingesta de proteínas y carbohidratos

En cuanto a la alimentación, realiza una dieta que favorezca la producción de energía calorífica. Así que aumenta el consumo de carbohidratos como arroz, pasta o legumbres. También consume alimentos con elevado contenido proteico como pescado azul y carnes.

Comentarios de facebook