Cómo usar el rubor adecuadamente

En el maquillaje para principiantes no puede faltar el rubor pues es el encargado de darle dimensión y color al rostro.  Por lo que el rubor también llamado blush, puede  afinar el contorno de la cara, darle luz y brillo. También dar volumen  aumentando los pómulos con un color natural.  También haz de tener en cuenta que el rubor sea acorde a  tu tono de piel. Sin embargo, en general, la gama de los rosados son apropiados para las pieles blancas. Mientras que  para las pieles más oscuras u oliva, se recomienda los diferentes tonos de beige y coral. Acá te damos unos tips sobre cómo usar el rubor si eres principiante.

Maquillaje para principiantes: cómo usar el rubor

Rostro ovalado

Debes aplicar el rubor en la parte superior de los pómulos y difumínalo ligeramente hacia las orejas y la sien. Así conseguirás dar una gran definición a tus pómulos.

Maquillaje para principiantes: cómo usar el rubor

Rostro redondo

Hz el truco de succionar tus mejillas y aplicar el rubor por debajo de los pómulos así evitarás que quede justo en las manzanas de tus mejillas. Por lo que, no acentuarás la redondez. También evita poner rubor demasiado cerca de la nariz.

Maquillaje para principiantes: cómo usar el rubor

Rostro  diamante o rectángulo

El objetivo en este caso es centrar la atención en la mitad inferior de la cara. Por lo que  hay que aplicar el rubor sobre la parte superior de los pómulos y difuminando hacia las orejas para resaltar los pómulos.

 

Maquillaje para principiantes: cómo usar el rubor

Rostro en forma de corazón

Debes aplicar el blush  justo en la parte inferior de las mejillas y  difuminar a lo largo de la parte inferior de los pómulos y hacia las orejas. Ten en cuenta que de esta manera centrarás la atención en los pómulos, equilibrando y marcando la línea de la mandíbula.

 

Maquillaje para principiantes: cómo usar el rubor

Rostro cuadrado

En este caso, debes aplicar el rubor directamente y de manera circular sobre las manzanas de las mejillas. Así suavizarás  los rasgos angulosos, pues la atención se centra en la parte más redonda de la cara. Mientras alejas los ángulos agudos de la parte inferior y los lados de la cara.

Maquillaje para principiantes: cómo usar el rubor

Tipos  de rubor

La presentación en polvo compacto es la más clásica y es fácil de colocar ayudando a evitar su uso excesivo. También hay polvo mineral que es de larga duración y más ligero. Además, dispones del rubor líquido que es más complejo al aplicar pero solo debes poner unas pequeñas gotas en las mejillas y después expandirlas. Por último, está el rubor en crema ideal para las pieles secas ya que hidrata, da un acabado radiante y te permite experimentar para lograr efectos.

Comentarios de facebook