Maquillaje efecto bronceado paso a paso: piel tostadita con make up

El stripping o sun stripping  simulará que has tomado el sol y lograste un bronceado perfecto. Así que si no tuviste tiepo de echarte en una hamaca a contemplar el mar mientras los rayos daban un hermoso color a tu piel, ¡no te preocupes! Te decimos cómo hacer un maquillaje efecto bronceado paso a paso.

Maquillaje efecto bronceado

Polvos de sol

Son el producto estrella de este look efecto bronceado pero ¡cuidado! No sirve de nada darlos por todo el rostro como si fuese una segunda capa de maquillaje. La clave está en aplicarlos con ayuda de una brocha grande en puntos estratégicos, aquellos que sobresalen más y que, por lo tanto, se broncean antes: zona alta de los pómulos, nariz, mentón y sienes.

Maquillaje efecto bronceado

Mejillas jugosas

Cuando nos da el sol, y tenemos calor, algunas zonas del rostro, sobre todo las mejillas, se sonrojan creando un efecto saludable. Para recrear ese mismo resultado aplica coloretes en tonos rosados y melocotón de textura cremosa ¡dan un aspecto mucho más jugoso! Aplícalo justo en las manzanitas. ¿Un tip de experta? Si quieres acertar con el colorete que más te favorece pellízcate suavemente las mejillas y observa qué color aparece ¡Ese será tu tono ideal!

 

 

Maquillaje efecto bronceado

Sombras de ojos neutras

Para un look recién salida de la playa es importante no recargar el rostro con colores llamativos. Opta aplicar sombras en tonos neutros también para los ojos. Rosa, burdeos, dorado, ocre, tierra… Muy difuminados y aplicados en el párpado móvil y, también, un toque bajo las pestañas inferiores.

Maquillaje efecto bronceado

Labios nude con efecto wet

Para seguir con la misma línea en todo el rostro se debe aplica un pintalabios en tonos piel y rosados. Recuerda que cuánto más fuerte sea el color que escojas menos natural será el look. Aplicar un toque de gloss volverá los labios más jugosos y luminosos ¡como besados por el sol!

Maquillaje efecto bronceado

 Iluminador como toque final

El sol y el calor provocan que nos salgan pequeños brillos que iluminan la tez y la vuelven más jugosa. La clave para recrear este efecto será utilizar un buen iluminador en tonos champagne y dorados también en puntos estratégicos como se hace con el bronceador. Tabique de la nariz, arco de cupido, zona alta de los pómulos, bajo el arco de la ceja y en el mentón.

Comentarios de facebook